American Beauty o la poesía de una bolsa de plástico

Sobre la poesía de los detalles o la poesía de las cosas algunos pocos han escrito. No seré yo quien les imite, al fin y al cabo tampoco es algo demasiado importante para la mayoría de la gente. Pero lo puede ser para ti, que estás leyendo esto, después de tanto tiempo corriendo de un lugar a otro sin encontrarle un asqueroso sentido a esta existencia, ¿verdad? Hablamos de sensibilidad pero no de cursiladas. Hablamos de vísceras y realidad, de honestidad y ganas de sentir el mundo hasta su última consecuencia. Entonces uno puede aspirar a alcanzar la belleza, esa belleza de la que hablaron tan bien Baudelaire o Jodorowsky, la que describió Cummings con su famoso verso: «Nobody, not even the rain, has such small hands», la que en esta película, American Beauty, se nos presenta en forma de bolsa de plástico.

Do you want to see the most beautiful thing I’ve ever filmed? It was one of those days… where it’s a minute away from snowing and there was this electricity in the air. You can almost hear it. Right? And this bag was just… dancing with me. Like a little kid begging me to play with it, for 15 minutes. That’s the day I realized that there was this… entire life behind things and this incredibly benevolent force… that wanted me to know that there was no reason to be afraid, ever. Video’s a poor excuse. I know. But it helps me remember. I need to remember. Sometimes there’s so much… beauty in this world. I feel like I can’t take it, and my heart is just going to cave in.

Resulta que solo unos pocos a menudo son capaces de ver esa belleza, esa entera vida que existe detrás de las cosas. Un vídeo, una bolsa de basura dando vueltas con el viento o este mismo texto no son más que una excusa, una triste excusa, para descubrirlas. A la vuelta de la esquina, el día que te parecería más extraño, si enfocas tu vista de un modo determinado es posible que acabes descubriéndola en el más inesperado lugar. La intención basta para conseguirlo. Me pareció, cuando vi por primera y, ayer por última vez, esta película, que American Beauty estaba hablándonos de lo que es la génesis de la poesía, la poesía invisible del mundo con la que nadie podrá nunca acabar porque, como dijo Pablo Neruda, «podrán cortar todas las flores pero nunca detendrán la primavera». Existe demasiada belleza en el mundo, eso es cierto. Querer abarcarla puede ser un acto suicida. El poeta acude a esa clase de locura cada vez que escribe enfrentándose a su ego y a las cosas. El artista que pinta, que baila, que escribe o que dibuja, el artista que simplemente se enfrenta a la belleza de la vida, tiene dos modos de aceptarla: rindiéndole a ella la más íntima pleitesía al comprender su grandeza o volviéndose loco al no entender por qué hay tanta belleza en este mundo.

La película nos habla de toda esa belleza que está detrás de las cosas, la necesaria para vivir siendo felices. Podemos pasarnos años enteros de nuestra vida sin verla y, de repente, como una gran ironía sobre nuestro absurdo, al saber que nos vamos a morir comprendemos la importancia de nuestra pequeña y diminuta existencia. Necesitamos recordar esto para vivir, para no perdernos en este enorme gran mundo que, como diría Hank Moody, está lleno de giros y de curvas con las que… podríamos perdernos el momento, el momento que pudo haberlo cambiado todo. Nos olvidamos del amor, de los detalles, de hacer el amor en el sofá, de cantar la canción que suena en el coche, de revelar nuestra verdadera identidad reprimida… y al final, perdidos en nosotros mismos, no vivimos; solo somos, tal cual expresó Oscar Wilde, seres que existen. Necesito recordar también todo esto, una vez al año al menos esta película, para volver a comprender. Tuvo que ser el gran Sam Mendes con la mágica mano de Alan Ball quien consiguiera hacernos recordarlo.

Escrito en: Esteticismo Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

9 comentarios »


9 comentarios en “American Beauty o la poesía de una bolsa de plástico”

  1. La belleza en una bolsa de plástico arrastrada por el viento.

    Caramba, has dicho lo que pensaba pero sin saber que lo pensaba, y que no hubiera podido explicar si hubiera sabido que lo estaba pensando.

    Espero que se comprenda…

    Lo mejor que he leído en blogs en bastante tiempo.

    Abrazos,
    Esther

  2. Esther, tus palabras me sonrojan. Mil gracias. Es lo que la película me transmitió siempre y esta vez tuve que ponerlo por escrito, para no olvidarlo, porque el mensaje es… tan… precioso. Y si encima sirve para ponerle nombre a lo que algunos también sintieron, que así sea. Bienvenida de nuevo al barco. Tengo todo esto un poco abandonado pero espero pronto ir recuperando la actividad. Abrazos!

  3. La escena de la bolsa bailando siempre me recuerda a mi madre, una mujer capaz de ver y sentir toda esa belleza que el mundo ofrece y a la que casi nadie presta atención.

    un saludo

  4. Jadeth, ¡cuánto tiempo! Siempre hay perfumes, escenas o palabras que nos traen a la mente recuerdos remotos, ¿verdad? Es algo bello que solo nosotros poseemos.

    Abrazos.

  5. La bolsa ne el aire no significa nada, es un símbolo de la estupidez de ver pendejadas románticas donde no las hay… es un bendita bolsa levantada con hilos y la gente ya la idealiza….abran los ojos

  6. Sí, tienes razón, Rubén.

  7. Gracias por escribir algo así.

  8. Gracias has compartido lo que en un momento definitivo de mi trabajo creativo me inspiro esta escena y con la que me inspire para realizar el performance “La Bolsa
    “PERFORMANCE “LA BOLSA” nacio cuando vi la pelicula American Beauty y en medio del proceso creativo de TRANSURBANO con los compañeros Adela Marin y Otto Castro 2004. CR.
    https://www.youtube.com/watch?v=i3ZwimOwzIc

  9. American Beauty es sin duda una cinta que debería ver todo el mundo. Puede gustar más o menos, pero el propósito de esta es maravilloso, sobre todo para el que la ve con otra mentalidad.

    En mi caso, he aprendido una serie de valores que brindo en este post, y que me gustaría compartir con aquel/aquella interesada que pretenda ver de otra forma la vida: https://venturasensitiva.wordpress.com/2016/12/25/lecciones-american-beauty-para-pensar-diferente/

    Gracias por tal interesante reflexión, compañero, y espero que American Beauty siga dando guerra por mucho tiempo.

    ¡Un saludo!

Area de discusión - Deja un comentario