Melancholia o la danza de la muerte

Si Freud dijo que la melancolía era el principio de la depresión, la película que nos ofrece el director danés puede ser la más clara representación de ese análisis clínico. De corte figurado, Melancholia va más allá de lo que podría ser un simple filme de ciencia ficción sobre el fin del mundo. El crítico Fredic Jameson hablaba del arte supremo por sus cualidades alegóricas. Es decir, que existen obras simples y obras complejas. Obras que, sin divagar demasiado, te presentan los hechos tal cual, como podría ser cualquier película de acción protagonizada por Will Smith o Bruce Willis, cualquier vulgar thriller, donde salvar el mundo o darse de hostias hasta el final feliz no es más que un camino entretenido. Y existen otras que normalmente la masa ignora, precisamente por su alto grado de complejidad, ya que requiere la mirada atenta de un público activo. Son estas últimas las que entrarían dentro del cuadro de las alegorías, donde existe un mensaje, profundo, que si atendemos solamente al plano de la acción en la película nunca atisbaremos. Yo hablo de películas psicológicas porque en el fondo responden a preguntas que solo están dentro de nosotros mismos, que solo podemos responder hablando con nosotros y no con el mando de la televisión o las palomitas que nos ofrecieron en el cine.

Melancholia no puede entenderse si no le buscamos la alegoría. Por supuesto, cada uno podrá tener la suya. Aunque hay una clara, por encima de todas las demás, que puede resultar apasionante y terrible al descubrirla. Al parecer Lars Von Trier pasó una depresión hace no mucho tiempo. Si entendemos la obra de arte como una plasmación indirecta de la vida de sus creadores, el inconsciente político del que hablaban los críticos marxistas, queda claro de lo que quiere hablarnos el director en su última película. Entendemos por qué Justine se comporta como si nada le importara en su boda, por qué esos silencios y esa mirada perdida que nunca desaparece, por qué la sonrisa forzada y por qué la aceptación final de que el planeta Melancholia viene a destruirnos. A medida que Melancholia está más cerca, Justine está más relajada e incluso se ofrece en cuerpo y alma a la inminente muerte (recordemos la escena en que, desnuda, se deja deslumbrar por la fuerza luminosa del planeta), a diferencia de su hermana que, como loca, porque pertenece a la otra esfera de la vida, la que no está enferma, busca en vano y desesperadamente huir de la muerte o encontrar una clase de salvación (recordemos la escena en que llora e intenta huir al pueblo con el niño). Entendemos por qué incluso en la noche de bodas Justine solo quiere dormir y dormir, porque el mundo ha dejado de ser interesante.

Entonces tenemos el cuadro completo. La melancolía sin cese conduce a la depresión, la misma que el director pasó hace unos años. Supongo que alguien que haya pasado por lo mismo puede identificarse mucho más con esta película, tendrá más en consideración los más ínfimos detalles. No es una película sobre el fin del mundo sino sobre la depresión. El fin del mundo y el planeta Melancholia son una metáfora sobre esto, porque en ese estado uno siente que el fin del mundo está cerca, que todo se desvanece. En la película entonces no importa la acción, pues si nos fijamos en esta evidentemente acabaremos pensando que se trata de una película aburrida y sin sentido. Se trata entonces de mirar más allá, de focalizar en los detalles, en las reacciones de los personajes ante la muerte, de analizar lo que simboliza esa «danza de la muerte» que significa para algunos la llegada de un nuevo planeta arrastrado por el alarmante nombre de Melancolía.

Escrito en: Esteticismo Etiquetas: , , , , , ,

15 comentarios »


15 comentarios en “Melancholia o la danza de la muerte”

  1. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y sigue siendo un gusto leerte, tu anterior reseña de ‘American Beauty’ me hizo por un momento sonreír. Siempre alegra leer una manera tan especial de percibir y describir el mundo, con la que me siento tan identificada, ya que ni puedo contar con los dedos de una mano a las personas capaces de apreciar esa belleza escondida de las pequeñas cosas, y la cantidad de mensajes que puede abarcar este tipo de películas. Esas películas que te empujan a levantar la mirada un instante para apreciar la profundidad de las cosas, pero que tienen como un efecto amnésico en la mayoría porque tras aparecer los créditos siguen indiferentes con su ajetreo diario. Y precisamente este tipo de películas psicológicas son las que a veces se encargan de recordarnos sutilmente la suerte de vivir como vivimos, de poder estar rodeado de ciertas personas y de quitar importancia a las cosas banales para centrarnos en lo que realmente importa.
    Me gustaron mucho tus últimas reseñas Julián, no he visto Melancholia pero me la apunto para verla pronto.

    Un abrazo de los grandes

  2. Vaya, Mónica, cuando leí tu mensaje me quedé bastante ilusionado. Es bueno saber que todavía existe gente ahí que te comprende a esos niveles, supongo que porque tú también tienes esa fantástica faceta de artista. El placer es recíproco, ya lo sabes. Si no la has visto, harás algo muy bueno viéndola, algo incluso mejor que leer mi blog seguramente, aunque las dos cosas se agradecen igualmente, jiji. A ver si acabo los exámenes y hablamos más pronto, Moniquita.

    ¡Un abrazo de los grandes también para ti!

  3. Bueno, que ridicula oservacion por parte del autor, cuando algo es aburrido es por que realmnete lo es. Tratar de demostrar con argumentos en extremo disparatados que lo “aburrido” es “no aburrido” porque hay que considerar la depresion del director jajaja lo menos que puedo hacer es reir. A pensar antes de escribir tonterias.

  4. Bueno tendre que aprobarlo mas tarde pues dios esta dentro de mi. y me sifye pareciendo ridiculo el comentario de pobre sujeto autor de este blog. xD

  5. Javier, agradezco mucho tu opinión, sobre todo por lo bien argumentada que está, llegando al culmen mágico cuando dices que Dios está dentro de ti. Espero que no te haya dolido (que usara algún orificio poco doloroso).

    Un abrazo.

  6. La viva y depresiva expresión del nihilismo; eso es lo que fue para mi Melancholia: Una depresión, que luego de ser aceptada, conduce al nihilismo…hace tiempo que una película no me dejaba una sensación tan fuerte.
    De las mejores películas que he visto. Gracias por escribir sobre películas que valen la pena.

    Saludos!

  7. Interesante tu análisis, no obstante no me parece que la película esté bien lograda, ni que pueda catalogarse como buena, se queda en un intento.

  8. Tu alegoría es muy chata y escueta.

  9. La película es muy compleja por el tema que aborda, personajes,… Tiene la virtud de que es distinta y desconcertante e inexplicable por el desenlace.
    Requiere un análisis profundo para hacer una valoración justa de la misma. Puede dar lugar también a otras lecturas distintas.
    En fin película difícil y trabajo complejo de dirección de actores,etc,…

  10. es la grandiosa fuerza del universo, el desconocido destino de una humanidad engreida y egocentrista que se ha creido desde siempre el principio y fin de todo. Que agradable acabar asi sin posibilidad de discusion.Preciosa pelicula que nos pone en el sitio debido.

  11. Me encantó la película, debo admitir que me harte al principio y la deje de ver pero luego pasó como tres meses cuando la terminé de ver porque sabía que la tenía que terminar más allá de las insistentes recomendaciones de mi amiga. La alegoría que usted plantea me parece buena, pero nunca se debe asegurar nada, si vemos el film como una obra de Lars eso no implica que exactamente él allá estado en estado de depresión. Sabes, creo que más bien es como una apología y no precisamente sobre la depresión sino sobre la actitud de las personas frente a lo inevitable, a fin de cuentas es cuestión de observación. Gracias por tu reseña.

  12. Esta manera desmenuzada de describir la película me parece excelente, es como haber llegado a la misma herida y descubrirla totalmente y a la vez abrir el camino de lo que la tristeza profunda, la desesperanza de estar viviendo en un pozo infinito nos puede producir. El planeta destructor en efecto , es la esperanza de reposo
    La he visto varias veces y la seguiré viendo, la música de wagner acentúa esa emoción descomunal, felicitaciones por tus reflexiones.
    No es que hay que levantar la bandera de la tristeza, que nos hace daño, pero que esta por allí rondando como ave de rapiña lo creo.

  13. Esta manera desmenuzada de describir la película me parece excelente, es como haber llegado a la misma herida y descubrirla totalmente y a la vez abrir el camino de lo que la tristeza profunda nos provoca, la desesperanza de estar viviendo en un pozo infinito nos puede producir. El planeta destructor en efecto , es la esperanza de reposo
    La he visto varias veces y la seguiré viendo, la música de wagner acentúa esa emoción descomunal, felicitaciones por tus reflexiones.
    No es que hay que levantar la bandera de la tristeza, que nos hace daño, pero que esta por allí rondando como ave de rapiña lo creo.

  14. Hola, tu análisis sobre la película me parece interesante. Tenia dos ideas en mente: una que se trataba de algo metafórico sobre en como las personas vemos la vida y la muerte. Mientras mi otra hipótesis era totalmente literal, sobre dos planetas colisionando en algún futuro… He leído comentarios y todo esta en que las personas vemos lo que queremos desde diferentes perspectivas. Para captar un mensaje en este film se debe considerar varias opciones; ser críticos y argumentativos. El hecho no esta en si la película estaba aburrida o no; sino en que medida puedes razonar, cuestionarte y poder responderte.

  15. En verdad busque en la web referencias del director y escritor de esta pelicula porque me vi la pelicula Ninfomaniaca dando con es la tercera parte de una trilogia “Depresión”, siendo Anticristo (1era parte) hoy me vi Melancolia (2da parte) y como dije Ninfomaniaca (3ra parte), al principio concuerdo con varios comentarios anteriores al mio que si comienza de una manera aburrida (si estas acostumbrado a ver pelicuas que son accionde inicio a fin y cuyos actores son y han sido galardonados por tal tipos de peliculas) pero al ver el desarrollo y final de la misma se observa las dos caras de una misma moneda los que aceptan la muerte como lo que es una bendición y los que creen que la muerte es el mayor castigo que podamos tener o podamos sufrir como seres humanos y ambos lados o puntos de vista llevados al extremo, pero sinceramente me encanto Lars von Trier ya dejo su marca en la Historia de la cinematografía de una manera extremadamente contundente, al decir la verdad de nuestros diferentes pensamientos como dice el dicho “SIN PELOS EN LA LENGUA”…

Area de discusión - Deja un comentario