La importancia de una coma

Ahora que está de moda hablar de economía lingüística en este mundo de prisas y comunicación constante, de sobreinformación, habría que pararse un momento a reflexionar sobre un hecho que va en contra de la evolución del pensamiento. Si la economía es aquella ley, por ejemplo en lingüística, que habla de una mayor eficiencia a la hora de comunicarse (por ejemplo, la sustitución de sintagmas nominales o nombres al actualizarse en pronombres personales, la elipsis del sujeto que ya se conoce, etc.), hay una línea que, de cruzarse —por una mal entendida «comodidad» del sujeto hablante— se traspasa el límite de la economía y se llega a la ininteligibilidad o al equívoco. Por ser «excesivamente económico», como sucede con los mensajes en el teléfono escritos con prisa, uno puede llegar a olvidar una coma que, al contrario de lo que se piensa, esconde más significado que quizá tres palabras de la misma frase.

Por eliminar «un simple carácter» el mensaje puede ser completamente diferente y la comunicación un fracaso: eficiencia cero y una mala gestión comunicativa. De esto es ejemplo cualquier comunicado que contenga una negación y se utilice mal la coma: no es lo mismo decir No, quiero ir que No quiero ir (uno afirma el enunciado y el otro lo niega). O en el caso de que, por olvidar otra vez la coma, nos digan Quiero comer mierda en vez de Quiero comer, mierda, utilizando correctamente la coma para ejercer con la última palabra la función de interjección y no la de complemento directo del verbo, lo cual daría a confusiones ciertamente divertidas o escatológicas y podría hacer incluso que nos replanteásemos nuestra amistad con dicha persona. Asimismo ocurre al añadir un carácter que, por error, conlleva a otros malentendidos. Recientemente, al morir Nelson Mandela, el expresidente y aclamado abogado sudafricano, el periódico El País publicó en España un titular que decía «Muere, Mandela», lo cual, despiste imperdonable del periodista o de la sección digital del periódico que permite tal atentado lingüístico, resulta a todas luces un error garrafal en cuanto a intención comunicativa, por pasar de dar una simple información a usar un imperativo criminal que bien podría ser el título de una novela del oeste.

Escrito en: Lingüística Etiquetas: , , , , ,

3 comentarios »


3 comentarios en “La importancia de una coma”

  1. Esto no sirve

  2. que mal
    no me gusto

  3. http://www.elmundo.es/economia/2016/01/12/569558bf22601d29608b464a.html

Area de discusión - Deja un comentario




 

Dame tu voto en HispaBloggers! Directorio de Blogs